La litotricia es un procedimiento médico que utiliza ondas de choque para romper cálculos que se forman en el riñón, la vejiga o el uréter (el conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga).

Después del procedimiento, los diminutos pedazos de los cálculos salen del cuerpo a través de la orina.

El 95% de los cálculos situados en el uréter se expulsan espontáneamente en 3 o 4 semanas, dependiendo de su tamaño y posición. Cualquier cálculo no expulsado en 2 meses requiere actuación terapéutica.

Actualmente, entre el 90 y el 95% de los cálculos pueden eliminarse mediante procedimientos poco agresivos, como la litotricia extracorpórea por ondas de choque, que consiste en romper los cálculos en pequeños fragmentos que se pueden expulsar más fácilmente.

¿Cómo se realiza la litotricia?

La litotricia normalmente se realiza bajo sedación. El procedimiento generalmente dura 45-60 minutos.

Las ondas de choque de alta energía, también llamadas ondas sonoras, atraviesan el cuerpo hasta que golpean los cálculos renales. Se puede experimentar una sensación de golpecitos ligeros cuando el procedimiento comienza.

Las ondas rompen los cálculos en pedazos diminutos que en principio, van a ser expulsados por la orina.

El efecto secundario más frecuente es orinar sangre después del tratamiento. Con la ingesta de agua y en unas horas-días, desaparecerá. La mayoría de las personas puede irse a casa el mismo día del procedimiento.

Artículo creado con información de cun.es.