La RTUP bipolar o resección transuretral bipolar de próstata es una técnica tradicional, sin incisiones en la piel, que se realiza de forma habitual con buenos resultados y mínima morbilidad.

A través de la uretra, se accede a la próstata y se realiza una prostatectomía transuretral en donde se extirpan los tejidos que están comprimiendo la zona y provocando los síntomas. No se realiza ninguna incisión en la piel y permite tratar tumores vesicales y litiasis al mismo tiempo que se trata la hiperplasia benigna de próstata.

Dada la simplicidad de esta cirugía bipolar de próstata, es adecuada para prácticamente todos los pacientes, aunque próstatas de más de 70 cc de volumen es aconsejable abordarlas con otras técnicas como la enucleación con láser de holmio (HolEP).

La RTUP bipolar se realiza bajo anestesia local o general. Se introduce una óptica con un elemento de trabajo a través de la uretra. Este elemento permite resecar, es decir, cortar en pequeños fragmentos, el tejido prostático que comprime la uretra.

Tal energía bipolar, al usar suero salino, permite disminuir los efectos secundarios derivados del empleo de sueros hipotónicos propios de la resección monopolar.

Es de esta manera, que se pueden abordar próstatas complejas, tumores vesicales simultáneos o litiasis vesicales en la misma intervención.


Artículo creado con información de cun.es.