Estos cálculos o piedras en vías urinarias son masas que al formarse pueden causar dolor, hemorragia o una infección y a su vez, bloquear el flujo de la orina.

Principalmente, los cálculos en vías urinarias se forman porque la orina está saturada de sales que eventualmente se convierten en masa, ya que la orina no tiene inhibidores de la formación de cálculos.

Las personas propensas a presentar cálculos en vías urinarias son las que padecen enfermedades como hiperparatiroidismo, deshidratación y acidosis tubular renal.

Asimismo, las personas que mantienen una dieta rica en proteínas de origen animal y vitamina C. Este padecimiento también afecta a quienes no consumen la suficiente cantidad de agua o calcio.

Es verdad que los descendientes de personas que sufrieron de cálculos en vías urinarias son más propensos a presentar el problema.

En algunas ocasiones, algunos medicamentos y sustancias de la alimentación como la melanina son causantes de las piedras en vías urinarias.

Algunos cálculos pueden ser asintomáticos, sin embargo, los más grandes provocan dolor intenso en el área de la espalda, entre las costillas y la cadera.

No permites que este mal evolucione y visita la Clínica Urológica de Invasión Mínima CUIM del Dr. Fernando Guaní Toledo, especialista en cirugía endoscópica de cálculos en vías urinarias.